lunes, 24 de octubre de 2011

Un capítulo más...


(Cuento de la vida real)
http://www.bchirg.de/20045_kliniken/FotosKliniken/14163_waldfriede.jpgEscribo para tranquilizar mi alma. Demasiadas impresiones en tan poco tiempo... la operación al seno derecho y seis ganglios infectados... 

No pensé que esta enfermedad llamada "cáncer" pasara a formar parte de un capítulo más de mi vida. Acepto mi destino porque no soy la única...

Me reconforta recibir muestras de cariño (sea dándome sanos consejos, regalándome o prestándome libros, llamándome por teléfono y/o enviándome e-mails) ya sea tanto de mi propia familia como de familiares, así como también de amigos cercanos (aquellos que viven en Berlín) como de aquellos otros que se encuentran fuera de Alemania.

A partir del 1° de noviembre me someteré a quimioterapia durante un período de veinticuatro semanas, luego a radioterapia durante ocho semanas y también seguiré un tratamiento antihormonal durante cinco años para no permitir que las caprichosas células cancerígenas hagan nido en mi cuerpo.

Me he rodeado de libros que mi infunden no solamente esperanza, sino que me están mostrando el camino a seguir... No hay que tratar de curar solamente el cuerpo, sino de liberar el alma de sentimientos negativos para ayudar así a mi cuerpo a que tenga las fuerzas de recuperarse de la mejor manera. Haré todo lo posible para que así sea.

Y aunque las dudas y el temor me hagan cosquillas en mis noches de insomnio, no permitiré que esta enfermedad (aunque me llegue a causar, por momentos, dolor y sufrimiento) me quite las ganas de seguir escribiendo. Así lo espero.

Marisol



Un libro que recomiendo leer es "El laboratorio del alma" de la tanatóloga argentina Stella Maris Maruso. La contraportada del libro contiene tres párrafos. Dejo solamente el primero: "La estrecha relación que existe entre la mente y el cuerpo ejerce una profunda influencia sobre la salud y la enfermedad, la vida y la muerte. Actitudes, hábitos, pensamientos y emociones- como el amor y la compasión o el miedo, el resentimiento y la rabia- afectan nuestra química interna debilitando u optimizando nuestra salud."

Foto: Hospital "Walfriede" en Berlin-Zehlendorf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada