sábado, 26 de septiembre de 2015

Todo pasa

Rocío se encuentra en el ojo del huracán en este momento donde no aúlla el viento, porque ella sabe que tanta quietud es inquietante, sobre todo, cuando sabe que ésta saldrá de su escondite, tarde o temprano, para arrojarla al suelo mientras le provoca un miedo que se le colará entre la piel y sus huesos, pero no en su alma... ese alma que viene protegido desde su nacimiento. Ese alma que tiene un sello divino: ¡el amor! porque por él es que vivimos, sentimos y pensamos aunque nuestros pensamientos vengan retorcidos por tanta influencia venida de afuera que la convierte en un alma desordenado cargado de culpas, iras, penas y, sobre todo, temores.

Como veo tan inquieta a Rocío, le digo:
- ¡Ey! mi reina! ¡Tranquila! que todo pasa. No te olvides que yo no soy sólo inmortal, sino grande y noble.Y tú bien sabes por qué.
Rocío me mira incrédula. En este momento no sabe ella qué pensar. Me pide que guarde silencio. Y mientras yo callo, ella me dice:
- Mi futuro lo veo incierto. Le temo. Me siento débil de no poderlo alcanzar como yo quisiera.
Entiendo cómo ella se siente y después de abrazarla le digo que no piense obsesivamente en su futuro y que, más bien, se concentre en su presente. Ese presente que se le presenta como un reto demasiado grande, pero que ella logrará achicarlo venciendo su temor ante lo desconocido aunque éste tenga una forma y cuerpo inacceptables. Luego le digo:
- Rocío, no te encierres en tus miedos, ¡sal de tu escondite! y enfrenta al huracán de emociones encontradas que te embarga y mira tu presente como una oportunidad para volverte más valiente de lo que realmente eres, porque recuerda que el miedo o temor, en realidad, no existe aunque la realidad nos haga ver lo contrario.
- No puedo entender tus palabras - me dice Rocío apesadumbrada.
Y yo mirándola con infinita ternura le digo:
- No te olvides que la esperanza y el temor van de la mano mientras bailan con la vida. Aunque parezca mentira son inseparables.
A lo que Rocío me pregunta:
- Entonces, no hay temor sin esperanza ni esperanza sin temor. ¿Es esto lo que me quieres decir?
- ¡Así es mi reina! - le contesto mientras le coloco con mucho cariño su corona de reina desde el fondo de mi alma.

Te preguntarás quién soy yo. Pues, soy el alma de Rocío. Esa realidad que esconde nuestro cuerpo humano, porque éste es sólo apariencia ya que lo más importante viene dentro. El cuerpo es la envoltura del alma... nuestro mejor regalo ante la vida misma porque el alma, después de verter sus lágrimas de sangre, nos ayuda a levantarnos y a seguir hacia adelante, porque yo soy ese incesante esfuerzo que se destaca en todo para otorgarle a Rocío el sello divino de valiente.

Y tú, mi querido lector, ten bien presente en este tu presente (el punto que se encuentra entre la ilusión y la añoranza) que todo pasa. Así que para no convertirte en estatua de sal, totalmente paralizado por tus temores, levántate, camina aunque tu camino sea largo y doloroso y piensa que todo pasa menos el amor... aquél que nos sostiene para seguirle sonriendo a la vida porque, en el fondo, son las relaciones con las personas, sobre todo, positivas, lo que da sentido a la vida ... esa constante sorpresa que nos hace saber que todavía existimos bajo la mirada atenta de ningún ojo de huracán, sino de Dios.


MARiSOL


Dejo no sólo este simpático vídeo,
sino la letra de esta bonita canción
de Juan Luis Guerra





Todo pasa

Tú me preguntas como nace el horizonte
¿Cómo cabalga un pensamiento por el río?
¿Cuál es el vientre que dió a luz al polo norte?
Temblando de frío
¿Cómo se ordeña la mañana en primavera?
¿Cómo se afinan los bemoles del rocío?
Y entre preguntas y preguntas nos llegó la tarde
Y esta respuesta te dí...

Todo pasa, la ciruela pasa
El fruto la rama y la mata
Todo pasa, el pobre y el rico
Por más que te afanes te digo
Todo pasa, la harina y la masa
El pan cotidiano de casa
Todo pasa, todo pasa, todo pasa

¿Cuál es el tono de una hormiga enamorada?
¿Cómo se peinan los cabellos de los lirios?
¿Quién pinta el labio de la luna
cuando está de fiesta bailando contigo?
¿Cuál es el diccionario de las aceitunas?
¿Cómo se nace por segunda vez cariño?
Y entre preguntas y preguntas al llegar la noche
Esta respuesta te di...

Todo pasa, la ciruela pasa
La uva, la rama y la mata
Todo pasa, el pobre y el rico
Con todos sus panes, te digo
Todo pasa, lah arina y la masa
  El pan cotidiano de casa
Todo pasa, todo pasa, todo pasa

El viento del mar y las nubes de sal y de plata
El tiempo que va circulando en un viejo reloj
La cuna que duerme el silencio
El oro con su resplandor
El sueño del hielo, la escarcha, la osa mayor
Yo te digo...

Todo pasa, la ciruela pasa
El fruto la rama y la mata
Todo pasa, el pobre y el rico
Por mas que te afanes te digo
Todo pasa, la harina y la masa
El pan cotidiano de casa
Todo pasa, todo pasa, todo pasa

Lo único que nunca pasa es el amor
Lo único que nunca pasa es el amor

Aunque se muevan los mares
Y se tambaleen los ríos
Y la tierra se quebrante bajo el sol
Lo único que nunca pasa es el amor
Lo único que nunca pasa es el amor

Aunque pasen las montañas
Y se muden los caminos
Nadie podra separarme de mi Dios
Lo único que nunca pasa es el amor
Lo único que nunca pasa es el amor

Lo único que nunca pasa es el amor
Yo te digo...
Lo único que nunca pasa es el amor  


********



Imagen sacada de Bing

No hay comentarios:

Publicar un comentario