lunes, 24 de octubre de 2011

Un capítulo más...


(Cuento de la vida real)
http://www.bchirg.de/20045_kliniken/FotosKliniken/14163_waldfriede.jpgEscribo para tranquilizar mi alma. Demasiadas impresiones en tan poco tiempo... la operación al seno derecho y seis ganglios infectados... 

No pensé que esta enfermedad llamada "cáncer" pasara a formar parte de un capítulo más de mi vida. Acepto mi destino porque no soy la única...

Me reconforta recibir muestras de cariño (sea dándome sanos consejos, regalándome o prestándome libros, llamándome por teléfono y/o enviándome e-mails) ya sea tanto de mi propia familia como de familiares, así como también de amigos cercanos (aquellos que viven en Berlín) como de aquellos otros que se encuentran fuera de Alemania.

A partir del 1° de noviembre me someteré a quimioterapia durante un período de veinticuatro semanas, luego a radioterapia durante ocho semanas y también seguiré un tratamiento antihormonal durante cinco años para no permitir que las caprichosas células cancerígenas hagan nido en mi cuerpo.

Me he rodeado de libros que mi infunden no solamente esperanza, sino que me están mostrando el camino a seguir... No hay que tratar de curar solamente el cuerpo, sino de liberar el alma de sentimientos negativos para ayudar así a mi cuerpo a que tenga las fuerzas de recuperarse de la mejor manera. Haré todo lo posible para que así sea.

Y aunque las dudas y el temor me hagan cosquillas en mis noches de insomnio, no permitiré que esta enfermedad (aunque me llegue a causar, por momentos, dolor y sufrimiento) me quite las ganas de seguir escribiendo. Así lo espero.

Marisol



Un libro que recomiendo leer es "El laboratorio del alma" de la tanatóloga argentina Stella Maris Maruso. La contraportada del libro contiene tres párrafos. Dejo solamente el primero: "La estrecha relación que existe entre la mente y el cuerpo ejerce una profunda influencia sobre la salud y la enfermedad, la vida y la muerte. Actitudes, hábitos, pensamientos y emociones- como el amor y la compasión o el miedo, el resentimiento y la rabia- afectan nuestra química interna debilitando u optimizando nuestra salud."

Foto: Hospital "Walfriede" en Berlin-Zehlendorf

viernes, 14 de octubre de 2011

El huracán y la mariposa


El huracán dejó sentir toda su fuerza sobre valles y bosques. Y mientras se sentía poderoso, reía divertido al ver como una mariposa buscaba refugio dentro de un árbol.
- Me temes, ¿verdad? - le preguntó el huracán a la mariposa. 
- No - le contestó la mariposa. No te temo. Temo, más bien, mi propia debilidad. Puedo romperme en mil pedazos si salgo a enfrentarte en este momento.
- Porque soy más fuerte que tú - comentó el huracán divertido. Se reía a gritos.
- No, en realidad no eres más fuerte que yo. Ahora lo eres, pero, en algún momento, desaparecerás... dejarás de existir. Y cuando esto suceda, yo volveré a volar. Esta vez rió la mariposa, pero su risa sonaba falsa.

Si bien la mariposa lo había desafiado, el huracán sintió miedo de perderla. Y mientras la mariposa se miraba sus alas con tristeza, el huracán comenzó a sentir un dolor en el pecho mientras una lluvia caía dentro de su corazón. Él sabía que había herido a la mariposa y ella no saldría nunca más del árbol donde había encontrado cobijo para morir allí en paz.

Marisol
Inspirándome en esta canción del grupo mexicano "Maná"
escribí este corto cuento, si bien con otro significado.


Lluvia al corazón
Maná
¿Por qué lloras mi amor?
¿Qué te fluye en la piel?
Te despiertas en el llanto
Con espantos de dolor
Son los monstruos del ayer
Son tus miedos, corazón
Sabes bien que yo te amo
Y te pido tengas fe
No sufras más
No mi bebé
Eres la mariposa
Que vuela hacia el huracán
Cuéntame de tu pesar
Suelta todo tu dolor
Dímelo, amor
Un huracán y una mariposa llegan
Se dan la cara en medio de la mar
Lluvia de esperanza
Lluvia al corazón
Siempre ahí estaré
No te fallaré
Desde el cielo
Lluvia al corazón
Sol que lanza la esperanza
La esperanza y la luz
No importa lo que pase
No importa jamás
No, no
Lluvia al corazón
Fluye la desilución
Muda desesperación
Pero todo tiene alivio
Menos el decir adiós
Y si te vas
Asi yo moriré
Y te amarras a tu piano
Y te vas al altamar
Y te quieres escapar
Y te quieres diluir
Ni mi amor...
Amor
Un huracán y una mariposa llegan,
Se dan la cara en medio de la mar
Lluvia de esperanza
Lluvia al corazón
Siempre ahí estaré
No te fallaré
Desde el cielo
Lluvia al corazón
Sol que lanza la esperanza
La esperanza y la luz
No importa lo que pase
No importa jamás
No, no
Lluvia al corazón
¡Uoooo!
¡Uoooo!
La esperanza al corazón
¡Uoooo!
¡Uoooo!
La esperanza al corazón
¡Uoooo!
¡Uoooo!
Que te sane
Que te alivie el dolor
No importa lo que pase
No importa jamás
No, no
Lluvia al corazón
********

La pintura es de
Anastasiya Markovitch (1979)
pintora de Ucrainia
www.bing.com