viernes, 1 de enero de 2016

Nuevos propósitos

 http://4.bp.blogspot.com/_mNlglVFMQGU/TQDWhxHm76I/AAAAAAAAAW4/_rKpF17SGgM/s1600/gordita-en-gim.jpg

Mientras un nuevo año ya ha empezado, una fila interminable de nuevos propósitos da la vuelta al mundo. Pues bien, cada vez que un nuevo año está por empezar unos nos encontramos diciendo, por ejemplo: "Voy a bajar de peso" o "Voy a dejar de fumar". La lista se vuelve infinita y si bien unos cumplen en hacer realidad sus deseos o propósitos no bien empieza un nuevo año, otros se dan cuentan que no están preparados para dar el paso ya sea por debilidad de carácter o porque necesitan de una ayuda profesional, sobre todo, si no pueden dejar por sí solos sus vicios ... llámese alcohol, drogas, fobias, ....

Bien, te cuento que el nuevo propósito de una amiga mía, llamada Enriqueta, en cuanto empiece el nuevo año es de salir temprano por la mañana a correr por media hora para lograr bajar así quince kilos en el lapso de unos seis meses. Sin embargo, al ver Enriqueta que afuera el primer día del nuevo año amaneció nublado, se volvió a echar en su cama diciéndose a sí misma: "Hoy día no puedo salir a correr porque la neblina no me deja ver más allá de diez metros". Bien, mientras Enriqueta se encontraba bien abrigada en su cama, una voz interior le dijo: "Pues, si no puedes salir a correr, entonces haz ejercicios por media hora en casa. Este propósito tuyo no debe esfumarse de tu horizonte de vida. ¡Empieza ya!".

Al ver yo como Enriqueta se levantaba, y mientras bostezaba ella se colocaba una ropa para hacer ejercicios, yo, como su voluntad firme, me levanté junto con ella para ayudarla a cumplir conmigo, como debe ser. La ayudaré a que su carácter no se debilite en el camino para que también su propósito número dos, el de alimentarse mejor dejando los dulces y grasas, lo pueda también cumplir. Y mientras yo observo como Enriqueta hace sus ejercicios matutinos, la ayudo mentalmente a que ella no se separe de mí para hacer realidad sus dos nuevos propósitos para que así ella se sienta mejor consigo misma. Su cuerpo no le está pidiendo belleza, sino sentirse en forma. Pienso que lo más difícil no es perder peso, sino mantenerlo. Se requiere de disciplina. Confío en que Enriqueta no sólo logrará sus dos propósitos, sino que hará todo lo posible para evitar tener sobrepeso de más.

Y para terminar, querido lector, ¿cuáles son tus nuevos propósitos para este 2016? Con que tengas sólo uno y cumplas con él, ya es bastante.


MARiSOL










Imagen sacada de Bing