jueves, 29 de abril de 2010

En busca de una pausa


"Mis letras se sienten cansadas de navegar en este océano de sentimientos e historias inventadas por mí. Cuando ellas mismas me pidan regresar, entonces, me sentaré a escribir más cuentos."

Mientras mi mente se deja mecer por unas olas imaginarias al compás de la música relajante de un excelente guitarrista, mis queridas musas  cantan: "Es hora de descansar, Marisol".




Hago una pausa por un tiempo.
Gracias por haberme leído hasta ahora.
Escribiré mis comentarios en sus blogs lo más pronto posible.
Les dejo desde ya muchos saludos berlineses.

viernes, 23 de abril de 2010

Volando alto

Hemos aprendido a volar como los pájaros,
a nadar como los peces; 
pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.
Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense.


[balloons-1.jpg]

-He llegado hasta aquí para no ver, aunque sea por un par de  horas, lo que hay allá abajo. Así me encuentro yo hablando en voz alta. Pero parece que esto a nadie le importa; sólo a mí. Quisiera volar siempre. 

De pronto, al quedarme callada escucho que  alguien me dice: 
-¡Oye! aprende a vivir de realidades concretas. No te empeñes sólo en volar.

Quisiera saber quien me ha dicho esto, pero en este mar de globos y con la neblina reinante no sé de donde llega esa voz. Creo que tiene razón.... Pero es que tengo una pena y una desilusión que me acompañan desde hace un tiempo. Me muerdo los labios para no llorar.  

De pronto, la misma voz rompe el silencio para decirme: 
-¡Arriba ese ánimo!
No sé si sentir miedo. ¿Quién me ha leído el pensamiento?
- ¿Quién eres? - grito un poco asustada.
- No me temas. Soy tu ángel guardián. Estoy acá para proteger tu vuelo.
 -¿Dónde estás? -vuelvo a gritar.
- A tu lado, querida. Todo el tiempo. Te escucho perfectamente. 
Ahora sí ya no hay duda alguna. Tengo un ángel. No sé si reir, sólo le sonrío.
-Necesito un buen consejo. Quiero paz en mi alma.
El ángel me abraza fuerte. Me regala todo su amor y después me dice:
- Sobre tu camino de vida te encontrarás con personas que no son transparentes. No te hagas dependiente de éstas. Estas personas son como nubes pasajeras de color gris. Mientras más lejos de ti se encuentren, mejor.  Dedica, más bien, tu tiempo y tus energías hacia aquellas personas que se muestran tal cual son contigo y que, sobre todo, te quieren bien y te regalan su luz para alumbrar tu camino de vida.

Al pisar tierra y bajarme del globo me siento ligera como un ángel mientras canto alegre una canción. Sí, tengo muchos motivos para ser feliz. No hay nubes grises en el cielo. El sol ha salido y me sonríe complacido de mi cambio de actitud: pensar en positivo.

Marisol



La imagen de los globos fué sacada de internet.

martes, 20 de abril de 2010

La nostalgia de Soledad

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.
Joaquín Sabina (1949), cantautor y poeta español.


http://www.digitalscrapbookplace.com/gallery/data/615/419kskold_ocean-beach.jpg

"Llegaste muy tarde a tocar las puertas de mi corazón. He decidido dejar tu imagen en el fondo de mi alma. Allí donde sólo yo te puedo ver y nadie más. Regreso a mi punto de partida. A vivir sin ti."

Soledad ya no quería seguir soñando despierta.
"Quiero vivir de realidades y no de nostalgias. Pero, ¿por qué no puedo dejar -de una vez por todas- esa nostalgia a la vera de mi camino? Quiero ponerme a salvo y no sé cómo."

Desde lo alto del cielo una voz sin rostro la escuchó atentamente y le dijo:
"La nostalgia ya no es lo que era. Deja volar en libertad a ese recuerdo emotivo ¡Suéltalo ya! Y tú sigue tu camino sin mirar atrás, Soledad, porque de lo contrario vivirás paralizada como una estatua de sal. Más bien, abre tu alma a tu presente... a lo que te rodea. La vida aún es bella sin él. No lo olvides. Él ya no tiene más cabida en tu vida... como antes. Aprende a vivir sin él."

Soledad corrió y corrió sin mirar atrás. Se alejó del abismo porque si se quedaba al pie de éste por largo tiempo terminaría la nostalgia  arrastrándole hacia él y terminaría ella ahogándose en el mar de esos recuerdos... 


Marisol



Imagen sacada de internet

jueves, 8 de abril de 2010

Agonía de Amor

Dejo en esta entrada todos los cuentos recopilados de "mi abecedario de cuentos" donde incluyo los enlaces para que cada uno de ellos logre ser leído. 

Cuento con la letra "A" 

Agonía de Amor

http://cortona.tuscantreasures.net/big_piscina_internal.jpg



Al llegar el alba a Ana ya ni le arde su alma acongojada ni araña su almohada de algodón azul para ahogar sus amargos alaridos, ahora nuestra amiga se acomoda en su asiento de su ancho escritorio y abandonando apatías, le escribe, acertadamente y aplomadamente, una carta a su (aún) novio, Antonio.



Antonio:
Si bien fuiste autor de alabanzas (¿auténticamente amorosas?), ya ni aleteo ni ansiosa ni angustiada ni afligida como ave herida.  Ni me asustan ni agobian más tus ácidas injurias ni me arrastro a ningún  abismo de abatimientos. ¡Ay! amarga fue la agonía de nuestro amor ya ausente. Este adiós ya no me  hace añicos porque tu actitud ante mí no sólo me asquea, sino que ha anulado mis ansias de ti.

Un amuleto me está ayudando a ahuyentar angustias... ésas que, a veces, me asaltan.  Algo más ... así seas dueño de una amplia casa con una alberca de azulejos artísticos y unas admirables alfombras, ¡ah! y tus ancestros sean de alta alcurnia, ya no te amo como antes.


Atraparme y aislarme no podrás. Ahora y nunca. Aprenderás a no ahogarme más con tus acusaciones.Tus amenazas alteradas ya no me asustan. Ni me agobian ni me asfixian más tus absurdos celos. Y aunque te añore y me acuerde de ti, alcanzaré a abrazarme a la alegría de un atractivo ángel acróbata para aprender a afrontar las actuales adversidades y así acabar alumbrando mi propio albúr.

Adiós,
Ana
 Marisol