miércoles, 2 de septiembre de 2009

Buzón de quejas

(jugando con la letra "Q")

Green Woman

Querida Queca:
Yo que nunca me quejo, ahora estoy quejoso porque tus quejidos me dan jaqueca. ¿Cómo me la quito? Tu voz cuando adquiere un tono quebrado me quiebra y me saca de quicio. Antes tú eras tan querendona y coqueta y desde que estás quincuagésima ¡cómo queman en el alma tus querellas! Te quejas por todo: que si el quiché-lorraine se me quemó, que si el quianti que te compré no es exquisito, que si el biquini te queda pequeño, que si el quepi color caqui no me queda... que si esto o aquello. Quisquillosa eres, ¡qué cosa!

¿Qué te sucede Queca? Vamos de choque en choque por cualquier cosa. Si por lo menos me noquearas cada quince días... ¡Qué no soy una máquina! Ya no quiero más tu disquete: ¡quejas y más quejas!


¿Dónde quedó tu equilibrio? ¡Que ya no eres una quinceañera! Vas quejándote por cualquier pequeñez.  Quizás ya no me quieres... ¿Es este el quid del asunto? ¿O me equivoco? Inquieto estoy. Así que aquí te pido - después que hayas leído esta carta- que me expliques lo que te pasa y lo que tú quieres de mí.

Quítale no sólo las manchas a tu quimono, sino a los de tu corazón quejumbroso que la vida sin buena química entre los dos y con tanto quejido tuyo no es vida que quiera seguir compartiendo contigo. ¡Qué no es una quimera lo que acá te digo! ¡Qué va!
 
Te quiero (aún),
Quique

----------------------------------------------------------------------
Y tú, ¿quieres quejarte hoy día por algo en especial?
Aquí puedes hacerlo:






Imagen sacada de Bing

9 comentarios:

*Luna dijo...

Hola cielo solo me quiero quejar que escribes de maravilla un precioso cuento
un beso

Neogeminis dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH!!! JEJEJ este sí que es todo un desafío! jejeje...te ah quedado estupendo!


Me encantó!
Un abrazo.

ShaO dijo...

mmm si me hubieras pillado de lunes! jajaja. Ninguna queja, si acaso quéjate tú de que me haya quedado quieta y boquiabierta otra vez ante tus juegos de letras XD. Un quintal de besotes

amor que soy dijo...

mira, llego y me planteo la posibilidad de jugar con fonemas en vez de con letras, igual es más coherente, si no cuando hagas la ce harás dos fonemas distintos, y eso en la sonoridad del texto se pierde

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Marisol, un secreto, no puedo soportar, a los quejicas.

El relato de miedo!

un fuerte abrazo

Maite

Alodia dijo...

¡Qué relato tan bueno! juegas con las palabras y los sonidos. Un abrazo grande desde España.

Juan Carlos Alonso dijo...

quien te dice que quizas el quejoso no se dequite finiquitando el quilombo con un querella y queca desquiciada lo ubique en un quirófano con la quijada quebrada!!!

jajja marisol buenismo, por la "qreatividad" me hiciste acordar a Leo Masliah ..¿lo conoces?
besos

Hilda dijo...

Bien, mejor que deje de quejarse. Muy bueno.

sildago dijo...

QUE QUERES QUE TE DIGA MARISOL...QUE QUERES QUE OPINE...QUEDE QUIETO COMO QUEMADO...No en serio Marisol, te quedó hermoso este juego como lo has hecho con otras letras...siempre sorprendiendonos gratamente...un beso desde Montevideo

Publicar un comentario