martes, 23 de noviembre de 2010

Un buen amigo

- ¡Qué sueño más raro he tenido! - le dice Erich a su esposa mientras toman juntos desayuno. El sueño lo ha impresionado porque le pareció muy real.
- ¡Cuéntame! - le responde curiosa Roxana. 
- He visto a Julián sonriéndome y hablándome. Pero yo no podía entender lo que me decía porque había una pared de vidrio grande que nos separaba. 
- ¿Y dónde estaban los dos? - le preguntó Roxana a su esposo.
- No sé - respondió Erich. No veía muebles alrededor nuestro; solamente ví a Julián detrás de ese vidrio y ...
- ¡Llámalo para contarle tu sueño! -le interrumpió Roxana a Erich.
- No, ahora. Lo llamaré más tarde, porque ahora debe estar durmiendo. 
- ¿Durmiendo? Pero, si ya son las 10 de la mañana -exclama Roxana. 
- ¡Ay, cariño! Tú te olvidas siempre que tenemos 9 horas de diferencia. Es la 1 de la mañana para Julián. Me parece tarde. De pronto, lo despierto.
- ¡Llámalo! - le dice Roxana. Acaso, ¿no se acuesta tu amigo, normalmente, entre las 2 y 3 de la madrugada? Y si lo despertaras, no pasa nada.
- Tienes razón - le responde Erich. Pero me parece absurdo llamarlo solamente para contarle mi sueño. De pronto, está realmente durmiendo y lo asusto.
- ¡Ay, Erich! Yo en tu lugar agarro el teléfono y lo llamo. Estoy segura que Julián no tomará a mal tu llamada. Todo lo contrario. Se va a alegrar saber de ti. ¡Ay! No entiendo cómo ambos pueden ser amigos desde la infancia. Tú,  tan reservado y él, tan abierto; tú eres abogado y Julián es músico, tú te casaste y quieres tener conmigo hijos, y él no solamente sigue soltero, sino que es un casanova empedernido. Tú te quedaste acá en la ciudad, Julián levantó vuelo hace cerca de un año y vive en el extranjero.
- ¡O.K! La voz de Erich está un poco alterada - Mira, a pesar de ser diferentes  Julián es mi mejor amigo y no lo cambio por nadie. Él es mi otro yo. Además, él ha estado a mi lado en los buenos y malos momentos. Y yo creo, no haberlo defraudado tampoco. Y además...
- ¡Llámalo ya! - le interrumpe Roxana y pone sobre la mesa el teléfono inalámbrico. 
Erich aprieta un botón. Rinnng..rinnng... La voz de Erich se escucha, pero en la contestadora: Hi! whoever you are. If you have a nice voice, sing for me, ok? And if don´t, leave only your message.*
 Erich sonríe después de escuchar el mensaje y habla:
-Julián, soy Erich. Te llamo para decirte que.....(silencio de cinco segundos)... que te extraño. ¡Ah! te dejo un proverbio que me gusta mucho  y  es de tu escritor favorito y dice así: Nuestra amistad no depende de cosas como el espacio y el tiempo** Me alegraré saber de ti, ¿ok? ¡Llámame! Un abrazo.



Lo que aún no sabe Erich es que su mejor amigo llegó a despedirse de él en su sueño. Y es que mientras Erich dormía, Julián moría violentamente en un accidente automovilístico al otro lado del mundo. 


Marisol

* ¡Hola! quien quiera que seas. Si tienes linda voz, cántame una canción. Y si no, déjame solamente tu mensaje, ¿vale?
** Proverbio de Richard Bach (1936). Escritor y aviador estadounidense.

"Moy drug" significa en ruso "mi amigo". Aquí cantan el compositor y pianista Igor Krutoy (sentado) y el compositor y guitarrista  Igor  Nikolaev (a la guitarra). Esta canción de Igor Krutoy dice más o menos así:

¡Cuánta gente he conocido en mi vida! ¡A cuántos he dejado entrar en mi corazón! ¡Cuántas veces me he equivocado con ellos y no me han traído nada bueno! Pero, a pesar de todo, Dios me ha regalado buenos amigos. 
Querido amigo, perdóname por todo lo que hemos pasado. Con el pasar del tiempo veo claro quien es mi verdadero amigo. Un amigo no es quien se sienta a la mesa conmigo para brindar por mi salud mientras bebemos vino. Es más que eso, me calienta con su corazón, sin vino de por medio.

6 comentarios:

incal dijo...

La historia me ha conmovido,porque con diferencia de pequeños matices,he vivido algo parecido.
Como siempre un placer lee tus historias.

Saludos .
LUIS

ÁFRICA dijo...

Hola Marisol, la canción es muy linda y el texto, creo que entre los amigos hay una conexión y que Erich sintió la despedida de su amigo.
Un beso.

José Gonçalves dijo...

Olá Marisol,

A Amizade acontece simplesmente, naturalmente.

Fechando as portas e janelas a esse sentimento corremos o risco de ficarmos a falar sós com os nossos botões.

Não deverá ser de facto uma boa acção.

E sempre que possamos, devemos proporcionar pontes de Amizade apenas pela Amizade.

Bela história e uma canção adequada ao tema.

Uma boa semana te desejo.

Um abraço e até sempre,

José Gonçalves

La sonrisa de Hiperión dijo...

A un buen amigo, siempre se le espera a la mesa... aunque no se le conozca...

Saludos y un abrazo.

ROBER dijo...

En la verdadera amistad hay siempre una comunicación, tal como lo has presentado.
Saludos y un abrazo

Manel Aljama dijo...

Precioso, brutal y cargado de razón. Sí, hasta es tópico y algunos dirán que visto, pero muchos y muchas veces no apreciamos lo que teníamos hasta que falta.
Me ha encantado.

Publicar un comentario