jueves, 15 de octubre de 2009

Diferente


En el mundo habrá un lugar para cada despertar.
Un jardín de pan y de poesía porque puestos a soñar
fácil es imaginar esta humanidad en armonía.
Vibra mi mente al pensar en la posibilidad
de encontrar un rumbo diferente para abrir de par en par
los cuadernos del amor del gauchaje y de toda la gente.
¡Qué bueno che! ¡Qué lindo es reirnos como hermanos!
¿Por qué esperar para cambiar de murga y de compás?

Así iba ella (y qué importa su nombre...si puedes ser tú) sumida en su mundo imaginario y cantando para sí misma esta hermosa canción mientras caminaba de prisa por las calles de su ciudad... la ciudad que la acogió después que ella le diera la espalda a la ciudad que la vió nacer.

Tan lejos de su gente y sus costumbres...todo diferente: las calles, el idioma, las comidas, el clima y muchas cosas más. Y si bien vivía en un desdoblamiento tanto físico como emocional, había llegado a la conclusión que ser parte de dos culturas era un tesoro digno de mostrar. Y al ser consciente de esto, comenzó a cantar la letra de esta canción en voz alta sin importarle que la gente se la quedara mirando y, más encima, no la entendiera.

Estos minutos que habían sido muy suyos le había dado la suficiente fuerza para empezar su día en el hospital. Los pacientes esperaban a la enfermera extranjera de la risa cantarina. Mientras afuera las hojas de otoño caían y un viento helado llegaba a meterse en el alma de muchos, ella -nuestra amiga sin nombre- ya se encontraba dentro del hospital vistiendo su uniforme. Y mientras se aprestaba a empezar su turno comenzó a cantar la canción "Diferente" de Gotan Project dentro de su corazón. Más tarde la cantaría nuevamente en voz alta.
Marisol

6 comentarios:

Harold Diaz dijo...

Gran cuento, me ha gustado la narrativa.

Saludos!

Tony Amesty dijo...

Un precioso cuento, me gusta tu forma de relatar.

Un abrazo

*Luna dijo...

Hola cielo me encanto tu relato
un beso

amor y libertad dijo...

vivo con alguien que también es parte de dos culturas

ShaO dijo...

No me gusta la palabra diferente porque quién pone la norma? diferente a quién o qué? Yo también vivo con alguien que tiene parte de dos culturas y coincido contigo en que es todo un tesoro (en todos los sentidos jaja). La música que canta la protagonista es la del video? no me extraña que sea capaz de mover pies, sonrisas o lo que haga falta.
Un besote para tus dos fabulosas mitades cielo

Manel Aljama dijo...

Ser parte de dos culturas es algo muy bonito y digno de mostrar. Es un cuento ideal para explicar a quien está en esa situación, principalmente niños, que se vean "bichos raros", diferentes.
La mezcla enriquece y da progreso. ¡Viva la diferencia!

Publicar un comentario