sábado, 5 de diciembre de 2009

Milagro de amor

 

Mientras como mariposa multicolor revoloteo - en el hermoso jardín botánico de mi ciudad - entre madreselvas, magnolias, malvas silvestres, malvas reales, malvarrosas, mirtos, mimosas y mentas me acuerdo de Mónica, mi amiga del alma.

Ayer al mediodía mientras subíamos al metro para ir, primero donde su médico, y más tarde, al abogado (motivos tiene) me prometió que nunca más sus manos morenas de mujer madura se pondrían a deshojar margaritas por Mario, su marido, a medianoche.

En el malecón de mi memoria me persigue su imagen de modelo - maniquí y la de su marido mujeriego y machista. El alma de Mónica sembrada de tantas mentiras - las de su marido - se siente aún, por momentos, muy maltrada psíquicamente. Y yo me quedo removida con tanto desamor.

Mario - su malicioso apóstol millonario de doble moral - la maltrató, humilló y mandoneó malignamente. Intentó moldearla, miles de veces, a su manera. ¡A ese megálonomo, mezquino, malparido, mentecato, mequetrefe, maldito, malhumorado, malvado, mentiroso, mamón, malévolo, mañoso, materialista, morboso, morroñoso y  malnacido lo maldigo! Y tú, Mónica, ¡mereces un mejor trato y mucho más! ¡No te dejes manipular por Mario! ¡Nunca más! ¡Mándalo a la mierda!

Mala no soy, mas muy molesta estoy con Mario. Si bien  yo no puedo hacer milagros, sí puedo ayudar a Mónica a mudarse a un mundo mejor metiendo en sus maletas maravillosos mensajes de mucha autoestima hacia sí misma.

Magnolias
compradas por mí esperan por ti, Mónica, en tu nueva morada, un modesto departamento que compartiremos las dos próximamente. La mudanza la haremos mañana mismo. Mónica, ¡mereces ser amada! No sólo me tienes a mí (enamorada estoy de ti, mi amiga), sino que con mi amor te ayudaré a escalar hasta la cima de tu propia montaña.  Es mi mejor prueba de amor aunque tú me quieras sólo como a una buena amiga. ¡Te amo más de lo que tú te imaginas, Mónica!

Marisol

He tratado de jugar con la letra "M"







Imagen sacada de Bing



16 comentarios:

Tony Amesty dijo...

Me gustó mucho, muy agradable de leer y nada monótono. ; )

Un abrazo

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Marisol, un placer leer tus cuentos, has jugado bien con la letra "m", gracias, una vez más, por tu comentario emotivo y sentido en mi blog.

Un abrazo fuerte.

Maite

Mª Ángeles dijo...

Precioso, como siempre. Me encanta leer tus historias y admiro tu forma de utilizar una sola letra para hilvanr una historia. Magistral.
Un besote

*Luna dijo...

Precvioso cuento has jugado muy bien con la "m"
un beso

incal dijo...

un placer pasar por aqui y ver como logras en tus cuentos conjugar ingenio con sensibilidad e inteligencia.

Saludos montevideanos.Luis

ShaO dijo...

Y tú debajo de qué te sientas para escribir estos cuentos no solo bien escritos sino bien "rellenos"? shhh no me lo digas, sigue haciéndolo que de disfrutarlos ya nos encargamos nosotros. Ponte debajo del muérdago que aunque no sea precisamente para eso, te voy a dejar el mayor de los abrazos posibles : )

t h l p h dijo...

Decile a Monica que las margaritas no se deshojan, se beben...

Salud!

Àstor ;)

lidia dijo...

gracias por tu sinceridad!ya es mucho...
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com

CANTO EN FLOR dijo...

Mágico cuento, esperemos que el muérdago surta efecto.

Un abrazo.

cuentapasos dijo...

Hay momentos en que me reconforta enormemente ser parte de este asunto de escribir. Este es uno de ellos cuando puedo encontrar paginas donde recargar baterías para continuar
Gracias por compartir tus bellos cuentos
Saludos

DULCE VOZ dijo...

Hola Marisol! un placer leerte de verdad, no sé si tu cuanto sea realidad o una fantasía, si es realidad, lindo es tenerte como amiga, y saber que estás ahí apoyando siempre a Mónica, estaré por aquí mas seguido.

Un abrazo grande grande!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Marisol:

Maravilloso micro relato. Muchas mañanas mustias habrá tenido Mónica, mientras el mugroso aquel malamente se mofaba de ella.

A veces amamos a quien no lo merece,

Abrazos.

HUMO dijo...

Me encanta como narras, eres genial!

Te disfruto marisol y te aprecio mucho!

Cariños!

=) HUMO

Manel Aljama dijo...

Siempre en el núcleo o a la mitad del texto, consigues una imagen y con la misma letra. En este caso: modelo-maniquí y marido mujeriego y machista.
El muérdago es un bonito adorno navidello y un bello regalo que trae buena suerte, como leer tu simpática historia arropada con la música de Luis Miguel.

victoria dijo...

De pequeñame encantaba que mamá me leyera cuetos pero nopodía ser por muchas cisrcunstancias.Ahora sí que lo hago y me gusta como lo haces ,tú snsibilidad y maestría salen en ellos.Gracias por compartir y te deseo mucho amor en esta Fiestas tán especiales como para cada dia de tu vida,que nos sigas deleitando con tus hermosos cuentos.Con cariño Victoria

victoria dijo...

Feliz Navidad Marisol,que todos tus sueños se cumplan..besitos

Publicar un comentario