miércoles, 22 de febrero de 2012

El nido vacío

Ana María siente una pena inmensa. Su hijo mayor, Felipe, ha abandonado hoy día el nido. ¡Cómo se resiste el corazón de ella en aceptar esta concreta realidad!  Y pensar que ella también cuando era joven dejó la casa de sus padres y se fué muy lejos a otro país, a otro continente.