martes, 6 de marzo de 2012

El pájaro azul y el pájaro rojo



- Hay amores que no se olvidan nunca -  suspira un pajarito hembra de color rojo. Habla en voz alta.
- No importa cuánto tiempo pase, ¿verdad? - comenta un pájaro macho de plumas azules que llega a tomar asiento a su lado. Y luego agrega diciendo que no siga pensando en el pasado, porque es un tiempo que se fué y no regresará más.
- ¿Por qué me dices esto? - le pregunta el pájaro rojo. Yo no te he pedido consejo alguno. Además, tengo motivos para pensar lo que yo quiera.
-¡Mira!- le responde el pájaro azul y continúa hablando-  Si yo fuera tu pareja me gustaría que me valoraras, que me hicieras sentir que yo soy importante para ti. Y que no me dieras la sensación que tú te encuentras a miles de kilómetros de distancia de mí. No hay peor cosa que estar acompañado pero sentirse muy solo.
- Disculpa. Pero es que hay momentos donde necesito recordar al pájaro negro- le contesta el pájaro rojo. Sobre todo, cuando el pájaro amarillo, mi pareja, prefiere estar con otros pájaros. Y cuando está conmigo, apenas tiene tiempo para mí. 
- Pues, si tu pájaro negro sigue volando solamente en tu pasado, entonces estás perdiendo tu tiempo en recordarlo. Y si el pájaro amarillo no tiene tiempo para ti, es un tonto porque te pierde de a pocos. A mí me gustaría entregarte parte de mi tiempo. ¿Qué dices? Nos podemos encontrar mañana en esta rama nuevamente.