sábado, 21 de enero de 2017

Con los brazos extendidos


Bildergebnis für woman stretched arms

Quiero contarte de una mujer llamada Elena que va por la vida con los brazos extendidos pero no para tratar de atrapar la felicidad a como de lugar, sino, todo lo contrario, más bien, para entregarla a toda aquella persona que la necesite o no la necesite del todo pero que sea receptiva a las señales positivas que uno emite como ella. Pero, ¿por qué estamos siempre a la espera de recibir algo sea un regalo, una recompensa, un premio o una palabra amable, pero siempre esperando? 

Elena se está dando cuenta que lo mejor es ir con los brazos extendidos por la vida, pero no para estar a la espera de recibir algo, sino, más bien, por el gusto de dar porque, al final, lo importante no es hacerse dependiente de lo que otros nos den, sino de lo que la vida nos entrega, así sean éstos retos los que ella nos pone en nuestro camino porque es con ella con la que hay que hacer compromisos y no con los demás. ¡Pero qué difícil es pensar así! - se dice a sí misma Elena mientras ella me extiende sus brazos abiertos y me regala una sonrisa porque siente que yo la entiendo. 
- Aquellos a los que les gustaría verme triste o acongojada,  no saben lo que es realmente dar - me dice Elena y luego continúa hablando - La mayoría de las personas que conozcco da para recibir aplausos, reconocimientos o adulaciones. Pero, ¿qué pasa cuando uno da hasta que nos duela por haber dado tanto y sin esperar recibir nada a cambio? 

Y mientras Elena camina con los brazos extendidos hacia mí yo sé que dar amor y alegría es el mejor premio no tan sólo para todos aquellos que lo reciben, sino para toda aquella persona que sabe darlo como Elena. No sé si me entiendas, querido lector, pero yo como la Vida que soy te puedo decir que yo siento una gran simpatía, respeto y cariño por Elena no sólo porque recibo de ella siempre sus brazos extendidos hacia mí, sino porque ella me da su corazón y también porque nunca me ha dado la espalda ni ha renegado de mí en ningún momento. Que otros (no todos, por suerte) le den la espalda a Elena, esto ella lo sabe, pero no sufre por ello ni le roba tampoco el sueño. Elena dará tercamente siempre lo mejor de sí misma, porque yo, la Vida, sé no sólo que dar es recibir, sino que es más que eso ... es la manera de dar lo que vale más que sólo el mero hecho de aplicar este verbo llamado: Dar.

MARiSOL


Aquí un bonito mensaje de lo que es DAR ... 
 


Imagen sacada de Bing

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada