lunes, 22 de febrero de 2010

Una, dos y tres*

http://2.bp.blogspot.com/_v6hDwSNp3YQ/Sdn4N6pTZSI/AAAAAAAACWA/vLpgAW35ncs/s400/flowergardenweb.jpg

Maricarmen abrió los ojos. Otro día más para el calendario. Otro año más.  Hoy día no quería cuestionarse la vida buscando una verdad. La suya propia. No sólo deseaba pasar un bonito día recibiendo llamadas telefónicas, cartas electrónicas -porque las de correo ya casi ni se dan-, sino que el cuerpo y el alma  lo que más deseaban era que hubiera luz ¡y mucha! aunque fuera sólo por cinco minutos. Y es que el invierno -que había llegado cargado de mucho frío y nieve- la estaba oprimiendo... una lágrima rodó con tal fuerza del rostro de Maricarmen que al caer al suelo hizo un ruido como un estallido de cristales que despertó sin querer al sol.

Es así como el sol se levantó de un salto y rápidamente estiró su largos brazos para apartar las espesas nubes que cubrían Berlín, la ciudad de Maricarmen. Y  con todo su inmenso cariño el rey de los astros no sólo se dejó ver por un largo momento, sino que  le regaló a Maricarmen otra mirada ... una que le sonriera a la vida.

Y es así como ella se levantó decidida a vestir su cumpleaños de una hermosa primavera aunque afuera el invierno le cortara por momentos la respiración. Ya en la cocina mientras  Maricamen se preparaba el desayuno prendió la radio... empezaba una canción que le gustaba mucho. La puso a todo volumen y la empezó a cantar a todo pulmón. Sí, su cumpleaños había empezado mejor que se lo imaginó... aunque las nubes hubieran ya cerrado el paso a su querido sol, amigo benefector de millones de seres que lo necesitaban tanto o más que ella.

El sol antes de retirarse hizo un pacto con las nubes... regresaría en pocas semanas para quedarse por una larga temporada para ayudar a la primavera a parir muchas hermosas flores no sólo en parques y jardines  berlineses, sino también en el jardín de Maricarmen. 

Marisol

Inspirada en esta canción* de Antonio Carmona
escribí este corto cuento que lleva el mismo título.



Una, dos y tres, volver a empezar,
la vida va pasando y todo sigue igual,
que importa lo que pudo ser y no será,
yo sigo aqui tranquilo cantando al compás,
arriba los de siempre juegos del poder,
mentiras que ya suenan como las de ayer
y en medio de este ruido y esta tempestad,
busco una verdad.

Una, dos y tres, volver a empezar,
la vida va pasando y todo sigue igual,
a veces estás lejos otra más allá
y el tiempo va pasando y todo sigue igual,
después de subir alto y volver a caer,
después de tanta noche y tanto amanecer
y en medio de este ruido y esta tempestad....
busco una verdad.

Y el reloj
no se parará por ti,
pasa el mundo y el dolor,
sólo contigo y sin ti.
sale el sol cada mañana es abril,
no te olvides del amor,
no dejes de sonreir.

Una, dos y tres, volver a empezar,
la vida va despacio y todo pasará,
yo sigo despacito sé que llegara
y alguno ve desierto donde sólo hay mar.
Los ojos de los niños sin saber mirar,
hay demasiadas cosas para recordar,
detrás de cada noche hay un amanecer
y algo que aprender.

Con este corazón que me han dado a mí,
intento darte vida y hacerte feliz,
mi gloria es que algún día me digas que sí,
me digas que sí.

Con este corazón que te llama a ti,
me asomo a la ventana que hay en tu jardín,
que sin tu cariño que sería de mí,
que seria de mí.

Y el reloj no se parará por ti,
pasa el mundo y el dolor,
sólo contigo y sin ti.
sale el sol cada mañana es abril,
no te olvides del amor,
no dejes de sonreir.
y el reloj no se parará por ti,
pasa el mundo y el dolor,
sólo contigo y sin ti.
sale el sol cada mañana es abril,
no te olvides del amor,
no dejes de sonreir.
sale el sol cada mañana es abril,
no te olvides del amor,
no dejes de sonreir.

La imagen fué sacada de:

13 comentarios:

soqui dijo...

El invierno, y sobre todo este que a algun@s nos ha recordado el de muchos años atrás, con sus días cortos y su falta de luz nos arrastra muchas veces a ese estado de melancolía que nos es difícil superar, pero me alegro de que Maricarmen, escuchando esa preciosa canción y esperando la ya cercana primavera haya recuperado las ganas de cantar y ese corto rayo de sol haya animado su día

Un abrazo muy fuerte y en silencio te doy mi mano y me siento a tu lado para contemplar juntas esas nubes que se empeñan en cerrar el paso al sol....

Soqui

Cassiopeia dijo...

Como te podré prestar un chin del sol intenso que tenemos acá?
Mira, pasa por cualquiera de mis casitas y llévate cualquiera de las salidas de sol que me regalé el día de mi cumpleaños (perseguí al sol desde que se levantó hasta que se acostó). Postéalas en forma de regalo.
Felicidades!

Silvia Beatriz Giordano© dijo...

En mi ciudad: Escobar, en el sur del mundo, estamos rogando para que deje de llover y no sigamos inundándonos. El sol asoma cada tanto y nos mata con su exceso de calor. Si logro embotellar algo de ese sol, se lo envío a esa protagonista como regalo de su cumpleaños. Bella y melancolica historia.
Saludos!

Adolfo Payés dijo...

El invierno que nos acompaña.. necesitando el calor de los tiempos.

Un gusto leerte.


Un abrazo
Saludos fraternos..

Harold Diaz dijo...

Precioso Marisol, me ha encantado!

Saludos!

Neogeminis dijo...

También por aquí te deseo (a vos y a tu gemela) un muy feliz cumple, cargado de luz y calor.

Que salga el sol para las dos!!!

Un besito!

Ana Palacios dijo...

Feliz cumpleaños para cuando llegue o si fue ya.
Abrazos, me gusto mucho lo que escribiste.
Me es necesario el sol, a el me agarro para intentar salir de mi mundo de sombras.

Anónimo dijo...

He leido por ahi que necesitas manos ....
Oye, ¿ no será para trabajos forzados>? Ahhhhhhh , que bien , lo que buscas es un apreton de afecto, una pizca de cariño envuelto. Mira , alargo la via .... pufff que arrugada y maltrecha... pero, sujeta y es diestra en dar caricias. Si te gusta te la dejo unos dias ... no, espera , te la dejo de por vida ; a fin de cuentas tengo dos y me manejo de perlas.
Mi abrazo y mi achuchon desde este Madrid de mis amores. ( pero frio de cajones)
Gloria

Mª Ángeles dijo...

Espero que tu cumpleaños sea muy feliz y que disfrutes a tope de ese día.
Un abrzo

ÁFRICA dijo...

Feliz, “no cumpleaños”
Un beso

Belkis dijo...

El calor y la luz del sol a veces hacen faltan para animar el invierno que en ocasiones se estaciona en nuestros corazones. Todo tiene su encanto y lo verdaderamente enriquecedor es disfrutar de todas las pequeñas cosas que la vida nos da. Hermoso texto Marisol, como todos los que escribes. Un fuerte abrazo

María del Carmen dijo...

QUERIDA MARISOL

EXCELNTE CUENTO

EL INVIERNO ESCONDE AL SOL... ESTA EN UNO ENCENDER EL PROPIO SOL.

GRACIAS POR TAL PIEZA!

AGRADECIDA PR TU VISITA DE OTRORA, ES EN ESTA INSTANCIA TE INVITO A PASAR POR MSI BLOGS.
*******
Luego de un episodio nefasto explicado en

www.walktohorizon.blogspot.com

Retomo tal medio y agradecida por tus visitas anteriores te invito a pasar por mis blogs y retirar los regalos dejados allí como asi también a retirar el regalo especial dejado en la segunda gala en

www.cosechadesentires.blogspot.com

Te dejo un abrazo y mi paz
Marycarmen

www.panconsusurros.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
www,cueroposanoalmacalma.blogspot.com

Manel Aljama dijo...

A veces un pequeño detalle, como por ejemplo una canción bastan para encender la chispa de la alegría que sirve para dar luz al día más negro. Pero también es importante tener ganas y aceptar ese día. Ahí es todo.
Me encanta el optimismo que desprende el texto y, la manera que se mezcla la llegada de la primavera con un aniversario que es presagio de otros tiempos que serán distintos.
Texto impecable y ameno lleno de detalles y comparaciones contundentes "como un estallido de cristales"

Publicar un comentario