martes, 20 de mayo de 2014

¿Por qué?

 


El Dr. John Williamson había llegado al hospital para operar a Tom, un muchacho de 10 años, con un tumor cerebral cancerígeno. La operación en sí no sólo sería bastante complicada, puesto que Tom tenía dos meduloblastomas, sino que  su pequeño paciente tendría que  sacar mucha fuerza después de unas semanas de operado para soportar la quimioterapia. Sería la única manera de aliviar sus terribles dolores de cabeza, mareos, vómitos, falta de concentración y problemas con la vista. 

Los desesperados padres de Tom querían creer que su hijo podría curarse del todo. Pero el Dr. Williamson sabía que no había un 100% de total recuperación. El destino de Tom estaría, más que todo, en manos de alguien más poderoso que él.

Tom ya estaba en el quirófano. Otros dos médicos esperaban al mejor médico cirujano del país para turnarse con él en las cuatro horas que estaba programada la operación. Enfermeras ya estaban allí esperando las órdenes del renombrado Dr. Williamson.


El Dr. Williamson se acercó a Tom y habló con él antes que le pusieran la anestecia.
- ¡Buenos días, Tom! ¿Listo para la operación?
- Sí, doctor. Me pongo en sus manos. Pero si ésta no resultara bien, mis padres harán realidad un deseo mío y donarán mis ojos, corazón y riñones para que otros niños tengan la oportunidad de vivir mejor. Así parte de mí se quedaría en este mundo que muchas veces no entiendo.


Tanto los médicos como enfermeras cruzaron miradas unos con otros. John tragó saliva. Se sintió pequeño ante Tom. Y lo único que le dijo fué:
- Trataré junto con mis dos colegas de sacarte el tumor. Esta es nuestra tarea. Tú sabes bien que hay un gran riesgo en esta operación, pero quiero pensar que será un éxito. Ahora relájate que vamos a empezar...

Tom cerró los ojos... Él no quería sufrir más. La anestecia comenzó a hacer su efecto. Tom sintió alivio de saber que en este momento no sentía dolor. Sonrió.

Por más que trataron médicos y enfermeras de reanimar a Tom, la anestecia -vestida de ángel- se lo había llevado a un mundo donde no existía más la pregunta ¿Por qué?

Marisol

La canción "Tell me why" la compuso 
Declan Galbraith a la edad de 10 años.


"Tell me wy"
Declan Galbraith 

In my dream, children sing
A song of love for every boy and girl
The sky is blue and fields are green:
And laughter is the language of the world
Then I wake and all I see
Is a world full of people in need

Tell me why(why) does it have to be like this?
Tell me why (why) is there something I have missed?
Tell me why (why) 'cause I don't understand
When so many need somebody
We don't give a helping hand
Tell me why?

Everyday I ask myself
What will I have to do to be a man?
Do I have to stand and fight
To prove to everybody who I am?
Is that what my life is for
To waste in a world full of war?

Tell me why(why) does it have to be like this?
Tell me why (why) is there something i have missed?
Tell me why (why) 'cause I don't understand
When so many need somebody
We don't give a helping hand
tell me why
tell me why
tell me why
tell me why
tell me why
just tell me why, why, why

1 comentario:

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Triste relato, pero que en el fondo nos deja algo de esperanza.

Abrazos.

Publicar un comentario